viernes, 19 de agosto de 2011

DE "PEQUEÑO VALS VIENÉS" A "TAKE THIS WALTZ"

amando a Federico
Hoy hace 75 años que mataron al mejor poeta de la historia, Federico García Lorca.

La canción "Take This Waltz" es un tributo del poeta Cohen al poeta Lorca. Adaptación en inglés del "Pequeño vals vienés" (Poeta en Nueva York, 1929-30) de Lorca, el tema apareció por primera vez en el álbum colectivo Poetas en Nueva York (1986), que homenajeaba a Federico en el 50 aniversario de su asesinato, que tuvo lugar a comienzos de la Guerra Civil Española. En 1988, Cohen la publicó también en su disco I'm Your Man, añadiéndole el violín de Raffi Hakopian y la voz de Jennifer Warner.

El canadiense amaba y se sentía inspirado por el andaluz:

"Hace mucho tiempo [1949], en una librería de Montreal, cayó en mis manos un libro firmado por un gran poeta español. Este libro me invitó a entrar en un universo de hormigas, cristales, arcos, minotauros y seres adormecidos como los corazones de peces diminutos. Entré en ese mundo y me hace muy feliz decir que nunca lo abandoné. Y este es mi pequeño homenaje al gran poeta español Federico García Lorca."

(Leonard Cohen en Conversaciones con un superviviente. 2005. Libro-entrevista de Alberto Manzano, periodista y traductor del cantante)

Paradigma del amor, la pasión, el erotismo, la belleza... Cuenta el de Montreal que traducir "El pequeño vals vienés" le costó 150 horas de trabajo y una depresión, porque, entre otras obsesiones creativas, quería estar a la altura del 'granaíno', un ídolo. En honor al poeta, Cohen llamó Lorca a una de sus hijas.

El vídeo original de "Take This Waltz" se rodó en Granada (España), aunque, por alguna extraña razón que no he logrado descubrir y que no alcanzo a comprender, las autoridades le negaron al artista canadiense la posibilidad de filmar en la Alhambra, como era su pretensión. Hubo de conformarse con los alrededores. No obstante, sí vemos a Leonard Cohen en la casa de Federico García Lorca, en Fuente Vaqueros.


PEQUEÑO VALS VIENÉS
(Federico García Lorca, Poeta en Nueva York. 1929-30)

En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals con la boca cerrada.

Este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.

Te quiero, te quiero, te quiero,
con la butaca y el libro muerto,
por el melancólico pasillo,
en el oscuro desván del lirio,
en nuestra cama de la luna
y en la danza que sueña la tortuga.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals de quebrada cintura.

En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados.
Hay frescas guirnaldas de llanto.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals que se muere en mis brazos.

Porque te quiero, te quiero, amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia,
viendo ovejas y lirios de nieve
por el silencio oscuro de tu frente.
¡Ay, ay, ay, ay!
Toma este vals del "Te quiero siempre".

En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga
cabeza de río.
¡Mira qué orilla tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar
quiero, amor mío, amor mío, dejar,
violín y sepulcro, las cintas del vals.
 
Baile en Bougival (1883), de Pierre-Auguste Renoir.
Fuente: artmight.com - "Renoir Dance at Bougival"

TAKE THIS WALTZ
(Adaptación de Leonard Cohen)

Now in Vienna there's ten pretty women
There's a shoulder where death comes to cry
There's a lobby with nine hundred windows
There's a tree where the doves go to die
There's a piece that was torn from the morning
And it hangs in the gallery of frost
Ay, ay, ay, ay
Take this waltz, take this waltz
Take this waltz with the clamp on its jaws

Oh I want you, I want you, I want you
On a chair with a dead magazine
In the cave at the tip of the lily
In some hallways where love's never been
On a bed where the moon has been sweating
In a cry filled with footsteps and sand
Ay, ay, ay, ay
Take this waltz, take this waltz
Take its broken waist in your hand

This waltz, this waltz, this waltz, this waltz
With its very own breath of brandy and death
Dragging its tail in the sea

There's a concert hall in Vienna
Where your mouth had a thousand reviews
There's a bar where the boys have stopped talking
They've been sentenced to death by the blues
Ah, but who is it climbs to your picture
With a garland of freshly cut tears?
Ay, ay, ay, ay
Take this waltz, take this waltz
Take this waltz it's been dying for years

There's an attic where children are playing
Where I've got to lie down with you soon
In a dream of hungarian lanterns
In the mist of some sweet afternoon
And I'll see what you've chained to your sorrow
All your sheep and your lilies of snow
Ay, ay, ay, ay
Take this waltz, take this waltz
With its I'll never forget you, you know!

This waltz, this waltz, this waltz, this waltz
With its very own breath of brandy and death
Dragging its tail in the sea

And I'll dance with you in Vienna
I'll be wearing a river's disguise
The hyacinth wild on my shoulder,
My mouth on the dew of your thighs
And I'll bury my soul in a scrapbook,
With the photographs there, and the moss
And I'll yield to the flood of your beauty
My cheap violin and my cross
And you'll carry me down on your dancing
To the pools that you lift on your wrist
Oh my love, oh my love
Take this waltz, take this waltz
It's yours now, it's all that there is.

Carátula de Poetas en Nueva York (1986).
Fuente: Dumpt


"No le dijo a nadie que se iba, no se despidió de nadie, con el hermetismo férreo con que sólo le reveló a la madre el secreto de su pasión reprimida, pero a la víspera del viaje cometió a conciencia una locura última del corazón que bien pudo costarle la vida. Se puso a la medianoche su traje de domingo, y tocó a solas bajo el balcón de Fermina Daza el valse de amor que había compuesto para ella, que sólo ellos dos conocían y que fue durante tres años el emblema de su complicidad contrariada. Lo tocó murmurando la letra, con el violín bañado en lágrimas, y con una inspiración tan intensa que a los primeros compases empezaron a ladrar los perros de la calle, y luego los de la ciudad, pero después se fueron callando poco a poco por el hechizo de la música, y el valse terminó con un silencio sobrenatural."

(Gabriel García Márquez, El amor en los tiempos del cólera, 1985)
.

4 comentarios:

Fingal dijo...

¡Qué grande Lorca!
Desconocía esta relación tan estrecha y hermosa entre Cohen y Lorca. Pero como siempre ahí estás tú para ilustrarme.
¿Y por qué no le dejarían grabar en la Alhambra? ¿Por ser judío? Misterios sin resolver, como el paradero del cuerpo de Lorca y de otros muchos cuerpos.
Pero bueno, volviendo a la poesía, el "Pequeño vals vienés", igual que el "Romance sonámbulo", son dos de las perfecciones sobre el amor y la libertad que todos querríamos haber compuesto. Entiendo perfectamente esa obsesión-pasión que experimentas con Lorca.
La cita de Gabo es perfecta. ¿Cómo haces para acordarte y elegir siempre las mejores citas para cada ocasión?
Besos y abrazos.

Carlos dijo...

¡Que sitio encantado! Que bueno contraste.
machimon.wordpress.com

favedefuca dijo...

Buscando algo acerca de la relación entre leonard cohen y lorca, me he topado con tu blog, y con esta entrada al maravilloso Vals Vienés, gracias por la información compartida, lo agrego a favoritos. Un saludo cordial

Susana R. Verano dijo...

Gracias a ti por la visita, favedefuca, aunque sea accidental. Me satisface mucho compartir estas afinidades. Saludos...