jueves, 28 de abril de 2011

EJERCICIO DE INTROSPECCIÓN: DE PESSOA A SARAMAGO

aquí introspeccionándome
Alguien a quien no veía hace algún tiempo me ha dicho que he cambiado. Cuando te dicen eso no sabes bien qué contestar. Quizá es cierto o quizá no. O puede que las dos cosas a la vez. Me he acordado de un poema de Pessoa y he querido compartirlo con esa persona. Ahora lo comparto con vosotros:

NO SIEMPRE SOY IGUAL

No siempre soy igual en lo que digo y escribo.
Cambio, pero no cambio mucho.
El color de las flores no es el mismo al sol
que cuando una nube pasa
o cuando entra la noche
y las flores son color de sombra.


Pero quien mira bien ve que son las mismas flores.
Por eso cuando parezco no concordar conmigo,
reparad bien en mí:
si estaba vuelto para la derecha,
me volví ahora para la izquierda,
pero soy siempre yo, asentado sobre los mismos pies.
El mismo siempre, gracias al cielo y a la tierra
y a mis ojos y oídos atentos
y a mi clara sencillez de alma.


(Fernando Pessoa, con el heterónimo Alberto Caeiro.
"XXIX - Nem Sempre Sou Igual", en O Guardador de Rebanhos. 1914)
.
Luego está el espejo y la introspección. No puedo evitarlo, siempre vuelvo a mi dios Saramago, hijo literario de Pessoa:

"Naturalmente, su vida estaba construida de días, y de los días sabemos que aun siendo iguales no se repiten, por eso no sorprende que en uno de ellos, al pasar Fernando ante un espejo, viera en él, de refilón, a otra persona. Pensó que había sido una ilusión óptica más, de las que siempre van sucediendo sin que les prestemos atención, o que la última copa de aguardiente le sentó mal en el hígado y en la cabeza, pero, con cautela, dio un paso atrás para confirmar si, como dice la voz popular, los espejos no se equivocan cuando muestran. Por lo menos este se había equivocado: un hombre le miraba desde dentro del espejo, y ese hombre no era Fernando Pessoa."

(José Saramago, "Sobre Fernando Pessoa", en Otros Cuadernos de Saramago).
.
.
José Saramago y Fernando Pessoa. Fuentes:
ElPaís.com - "Cuando la atmósfera tiembla (por Manuel Rivas)"
 Epistolario (Maldito) - "Se Te Queres Matar... (Versión Live)"
.

3 comentarios:

Jesús Ruiz Pérez dijo...

Me gusta cómo lo siente José Manuel Caballero Bonald (Manual para infractores): "Cómplice de sí mismo, el que se mira inculpa a quien lo observa".

Mario dijo...

Te conozco desde que tenías 16 y siempre has sido la misma en esencia: una galaxia diferente, compleja y maravillosa. Siempre con tus principios hasta el final. Y son buenos principios. Nunca hipócrita, siempre honesta; aunque te comes el coco demasiado porque te exiges demasiado siempre, y a veces exiges demasiado a los demás.

Ya que me ha salido la vena de astrónomo, sigo. Hay una frase de Nietzsche que tú dices a veces, aplicándola a otros, a quienes los demás consideran raros, complejos: "Es preciso tener un caos dentro de sí para dar a luz una estrella fugaz". Eso eres tú. La frase, el caos, la estrella fugaz. A lo mejor por eso esa persona te dijo que habías cambiado.

Un abrazo
Mario

Susana R. Verano dijo...

Jesús, ¡qué bueno! Confieso que conozco poco a Caballero Bonald, algo injusto (para él y para mí), pero algo que pienso enmendar lo antes que pueda.

¡Mariooo! ¡Cuánto tiempo! Tenemos que encontrarnos, ¿eh, Astrónomo? ¡Qué majo! Mi Nexus-6... ¿Has visto ya los Rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser? Sigue lloviendo a mares para los Replicantes. Otro abrazo... desde Orión.