jueves, 9 de diciembre de 2010

PASIONARIA

homenaje a una revolucionaria
Gallarta, Vizcaya, España, 9 de diciembre de 1895.
115 años con ella y sin ella...
.

Dolores Ibárruri, "Pasionaria". Madrid, julio de 1936. Fotografía de David Seymour
Fuente: International Center of Photography - "The Mexican Suitcase:
Rediscovered Spanish Civil War negatives by Capa, Chim and Taro
"

.
En unos tiempos estos en los que el mundo necesita referentes, como ella. Esta hija de mineros carlistas, católica al principio, que casi entra al convento, frustrada maestra de escuela (porque no había dinero), muchacha de servicio, casada con un minero del PSOE que luego sería uno de los fundadores de base del PCE, y que enterró a 4 de sus 6 hijos, siendo bebés o niños, a consecuencia de la miseria en que vivían las clases populares, y a un quinto hijo, piloto abatido en la Segunda Guerra Mundial luchando por la libertad, igual que ella, esta mujer, digo, representa la milagrosa aparición histórico-social de los primeros intelectuales-luchadores de la clase obrera en España.

Como uno más,
Pasionaria sufrió en las trincheras durante la guerra y luego, tras la victoria franquista en 1939, se exilió a la Unión Soviética, liderando desde allí el Partido Comunista Español. Regresó a España en 1977, tras la caída de la dictadura, siendo elegida diputada por Asturias en las primeras elecciones democráticas. Murió en 1989. Larga vida, largo sufrimiento, larga lucha.

Como bien dijo
Vázquez Montalbán, "Dolores representaba no sólo ese odioso ruido de los proletarios capaces de juzgar la realidad y la historia, sino, además, la no menos odiosa transgresión de la mujer opuesta al prototipo reaccionario femenino y que Franco idealizó en la figura de su propia madre. (...) Dolores es el referente de la mujer que no responde a los moldes establecidos."

Quizás le vino grande la responsabilidad de dirigir aquel Partido Comunista en semejante situación, destrozada, además, por la muerte de su hijo (ya había perdido a cuatro), piloto de avión, en el cerco de Stalingrado. Pero, de acuerdo con Montalbán, Dolores asumió admirablemente "la tarea de ponerse al frente de las masas, de vivir sus vidas, de darles voz". Sin duda, Pasionaria se incorporó al vocabulario universal "como sinónimo de mujer que lucha por la emancipación", la heroína de la España proletaria.

Esta canción que sigue me pone la carne de gallina, me hace llorar siempre. Se trata de un poema del poeta vasco
Jesús Munárriz, musicado por Aute y cantado por Rosa León. Es un homenaje a todas las mujeres que perdieron la guerra y siguieron siendo represaliadas por el régimen franquista. Llamémoslas Carmela. Pero inevitablemente piensas en ella, en Dolores, "Pasionaria", esa mujer a veces desconocida, a veces olvidada, pero tan maravillosa. Es un poco la representante de todas ellas, el símbolo del dolor y la lucha por lo que es justo.

Rosa León ("¡Ay Carmela!", Oído por ahí, 1976):


UNA PASIONARIA PARA DOLORES
(Rafael Alberti)

¿Quién no la mira? Es la entraña
del pueblo cántabro y minera.
Tan hermosa como si uniera
tierra y cielo en toda España.

¿Quién no la escucha? De los llanos
sube su voz hasta las cumbres,
y son los hombres más hermanos
y más altas las muchedumbres.

¿Quién no la sigue? Nunca el viento
dio a una bandera más pasión
ni ardió más grande un corazón
al par de un mismo pensamiento.

¿Quién no la quiere? No es la hermana,
la novia ni la compañera.
Es algo más: la clase obrera,
madre del sol de la mañana.


Monumento a Dolores Ibárruri "Pasionaria" en Glasgow, Escocia.
La inscripción: "Mejor morir de pie que vivir de rodillas para siempre".
Fuente foto Pasionaria: Wikipedia -
"Dolores Ibárruri".
Montaje: Susana R. Verano.


"Madre, ¿qué es casar? Hija: hilar, parir y llorar."

"¿Quién podría costearme los viajes, los libros, la comida, la matrícula? (...) Me preparaba para servir como criada o casarme y convertirme en la mujer de un minero, la larga historia de mi familia."

"Todo el país vibra de indignación
ante esos desalmados que quieren
hundir la España democrática y popular
en un infierno de terror y muerte.
Pero, ¡No pasarán!"

(Dolores Ibárruri)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

putas rojas la pasionaria y tu

Susana R. Verano dijo...

Mmmm... De nuevo, no voy a borrarte.
Los anónimos son cobardes: los bienintencionados por pudor, humildad o discreción; los malintencionados por vileza, maldad y/o ausencia de argumentos.
Muack, de nuevo, seguro que lo necesitas.

Glo. dijo...

Me ha gustado esta entrada dedicada a Dolores Ibarruri. Hoy estuve en Gallarta y me gustó tener estos datos en mente mientras caminaba por sus calles vacías.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Es triste que las ideologias asesinen la conciencia y el caracter. El siglo XX fue una centuria de extremismos y sangre derramada. Para cualquier persona sensata y bien nacida, Franco e Ibarruri son lo mismo, la cara y la cruz de una misma moneda, la perra chica sin valor del que esta dispuesto a asesinar por sus ideas. Sois iguales los unos y los otros, por muy distintas que querais presentaros cambiando las apariencias, las canciones y la iconografia. Sois igual de liberticidas, un cancer para la mente y el espiritu. Malnacidos como Franco e Ibarruri han contribuido a sembrar de muertos todas las cunetas de España. Al ensalzar su figura, te manchas de sangre las manos como ella. Viva la libertad y abajo los totalitarismos.