domingo, 26 de septiembre de 2010

EL FRACASO ANUNCIADO DE LA HUELGA 29-S

gobierno y sindicatos al paredón
En respuesta a "Suprema impotencia (29-S)" (del blog Tal Vez Inútil).

Las razones por las que esta huelga será un fracaso son las que mi amigo Jesús ha apuntado, resumidas en una: "el extendido convencimiento [de los trabajadores] de que no se puede hacer nada para cambiar las cosas, y, por lo tanto, perder un día de sueldo sólo sería un sacrificio gratuito".

Pero hay otra razón importantísima para el fracaso de la huelga general: los sindicatos, mejor dicho, los sindicalistas ¡APESTAN!. Y la gente no quiere saber nada de ellos, porque no se siente representada (me incluyo, por supuesto). Y sí, generalizo.

No os confundáis, los sindicatos no han convocado la huelga del miércoles en protesta por las medidas tomadas por el gobierno de Zapatero, que son absolutamente bárbaras, antisociales, antitrabajadores... No. Méndez y compañía van a hacer la huelga porque Zapatero y el resto de gobiernos autonómicos amenazan a los sindicatos con recortes. Esa es la única razón de la huelga para ellos.

Entonces, ¿qué hacer cuando odias al gobierno y a los sindicalistas? No puedes hacer nada. A no ser, ir barajando ideas aparentemente disparatadas como… linchamiento. (Me avergüenza siquiera haber pensado en ideas como esta. Me hacen sentir miserable. Ellos me hacen sentir miserable). Además, como bien dice Jesús, nada va a cambiar. Se sentarán ambas partes (o no) y escenificarán (o no) un acuerdo, pero solo para ellos. Para eso son clases sociales privilegiadas que ondean al viento el "porque puedo y me da la gana y, además, me siento legitimado por este ridículo engendro llamado democracia y por esos pringaos que nos votan". Nosotros estamos excluidos antes, durante y después de la huelga. Y las urnas no sirven, no os engañéis.

En conclusión, Zapatero, poco a poco, va sacando de la crisis al Gran Capital (causante de la crisis) a nuestra costa, como siempre. Mientras, Méndez y cía., por su parte, seguirán viviendo otros 33 años del cuento. Digo 33 porque son los años que Méndez lleva sin trabajar. Y la mayoría de los liberados aspiran a eso, no a defender a nadie.

P.S. ¿Cuánto cobraría el sindicado Méndez por frivolizar sobre la crisis, sobre la huelga y sobre todos nosotros, en La Noria?

Tengo ganas de vomitar. Y no precisamente por el exceso de zurracapote en San Mateo. Aunque, hablando de zurracapote, creo que tendríamos que decirle al mafioso Pedrone que, ya que se pone, prolongue San Mateo otros 350 días al año. Al menos tendríamos eso, fiesta. En fin, beber para olvidar.
.
El voto, por J.R. Mora
Fuente: Ladridos al amo - "Debate electoral por Internet"
.

"La izquierda está muerta. Nada de nada, silencio total, como si en los túmulos ideológicos donde se refugian no hubiese nada más que polvo y telarañas, como mucho un hueso arcaico que ya ni para reliquia serviría."(José Saramago)

9 comentarios:

Fingal dijo...

JAJAJAJA... Pero que grande eres SUUUUUUUUU!!!
Estoy contigo en todo, fracaso de la huelga, Zapatitos, sindicatos, linchamiento, beber para olvidar... Sobre todo lo último. País de pandereta, noria y pringaos. Eso va por todos los votantes del PSOE y el PP.

Mario dijo...

Todo verdad. Por lo menos te habrás quedado a gusto un rato, ¿no?

Anónimo dijo...

que razón llevas, estos cabrones nos harán sentir esquiroles haciendo la huelga o no haciéndola.

Jesús Ruiz Pérez dijo...

Coincido en el asco hacia los sindicatos de enchufados (¡ah, socialenchufistas!). Y su estirpe amarillo-verdosa menor. Pero uno de los raros momentos en los que conceden protagonismo a las masas (algo a lo que se encuentran reticentes, por resultar peligroso), una oportunidad de dejar de ser borregos y ser autores de la Historia, investidos de soberanía efectiva, es, precisamente, cuando se convoca una huelga general.
Una rectificación, ahora: "Además, como bien dice Jesús, nada va a cambiar". Mi humilde reflexión defendía lo contrario: si hubiera de verdad, por un raro milagro de autoconciencia colectiva, una huelga general, las tornas cambiarían inevitablemente, de una forma o de otra.
Por lo que respecta a "(Me avergüenza siquiera haber pensado en ideas como esta. Me hacen sentir miserable)", uno no puede evitar que, en medio de la desesperanza, acuda Schopenhauer como un juez severo para recordarnos que "en ausencia de justicia, la venganza tiene un matiz jurídico". La violencia, al parecer, infecta incluso el corazón más justo, la más inocente bondad.

Jesús Ruiz Pérez dijo...

Por lo que respecta al tercer comentario, el de Anónimo: ¡Bravo! Excelente ejemplo de "desmotivación". Aunque yo seré de los que harán la huelga.

Pepita Grillada dijo...

Pues casi mejor que el miércoles vayas a trabajar o te quedes en casa, pero no vayas a las manifestaciones, porque con los ovarios que tú te gastas ya te veo clavándole la pancarta de palo en el hígado al primer sindicalista o político que se te cruce. Y yo te quiero demasiado como para verte en la cárcel, jejeje.

Susana R. Verano dijo...

Mario, eso es lo malo, que nunca me quedo a gusto, ni siquiera un rato. Todo esto me entristece y me cabrea demasiado. Y creo que voy a ahorrarme-os decir qué me dejaría a gusto, aunque te diré que Pepita Grillada me va dando ideas, se aproxima mucho.

Jesús, sí, te había entendido desde el principio, conozco lo suficiente tu forma de pensar, pero asumí que, como das por hecho el fracaso de la huelga, esa era una afirmación. Creo que soy una buena persona, pero te juro que me siento violenta por momentos, porque no veo soluciones pacíficas posibles.

Pepita, descuida mujer, me controlaré. Si es que no merece la pena clavarle nada a ningún político o sindicalista, no por temor a ir a la cárcel, eso me daría igual, sino porque sería inútil, nunca acabaríamos con ellos porque son como las cucarachas, están por todas partes y se reproducen irremediablemente, incansablemente.

¡¡¡33 años sin trabajar!!! El principal representante de los trabajadores. Y Zapatitos, congéneres y adláteres no le andan a la zaga.

Y contando...

Anónimo dijo...

roja de mierda, a ti te van Stalin y la Pasionaria, ah y el maricon de Lorca porque ademas eres lesbiana

Susana R. Verano dijo...

mmmm... Pues ni siquiera lo voy a borrar, se borra él/ella solit@. ¡Qué cosas! Los cobardes siempre son anónimos. Aclaraciones para tu paz de espíritu, porque a veces soy generosa y todo:

1. Es un halago que me llamen roja.
2. Me mola, y mucho, la Pasionaria. No me mola nada Stalin.
3. Lorca era maricón y maravilloso. Y siempre estará en mi blog.
4. No soy lesbiana, soy bisexual, que no es lo mismoooo... (a ver si los asexuados vais aprendiendo a diferenciar conceptos sobre sexualidad). Repite conmigo: BI-SEXUAL. ¡Así me toca a más! Es que me gusta la variedad. Ya sé que no es tu caso, es evidente que ni siquiera te gustas a ti mism@.

¡Muacks! (Seguro que los necesitas)